Últimos temas
» Solicitudes
Vie Oct 16, 2015 5:40 am por Elizabeth Hedervary

» Hola a todos =)
Vie Abr 05, 2013 11:55 pm por Natalia Arlovskaya

» Ausencia.
Jue Oct 13, 2011 9:55 am por Tino Väinämöinen

» Personajes liberados.
Miér Sep 21, 2011 7:14 pm por javier_cheshire

» ;A; hello!
Dom Ago 28, 2011 9:54 pm por Loise Weillschmidt

» Ficha de Andreas Berthle
Sáb Ago 20, 2011 6:57 am por Andreas Berthle

» Guten Tag! ★~
Sáb Ago 06, 2011 3:30 am por Loise Weillschmidt

» Extrañenme.
Jue Jul 28, 2011 6:35 am por Yekaterina Braginskaya

» Hetalia World Hospital
Vie Jul 15, 2011 10:21 pm por Invitado

Estación
Estación

El frío comienza a hacerse presente en los corredores y las ventanas ya permanecen cerradas. En los salones hay calefacción pero no así en las canchas. El paisaje antes matizado en colores naranjos, rojos y amarillos ahora es blanco por la nieve que lo cubre. Se recomienda a los alumnos permanecer en sus habitaciones fuera del horario de clases y abrigarse bien cuandovallan a estas.

Los osoms (Es decir, El Staff)
ArthurGilbertLovinoFelicianos
Afiliados Elite
Nuestros botones
Gakuen Hetalia Gakuen Hetalia

Afiliados
alt=
Licencia
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Las imágenes y diseños de este foro pertenecen a Gilbert Weillschmidt @ Hetalia Gakuen. Los contenidos expresados dentro del foro pertenecen a sus respectivos Administradores. Cualquier intento de Robo o Plagio sera denunciado sin previo aviso. Abstente de Copiar.


Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Lun Abr 11, 2011 8:06 am

En vista de las recientes circunstancias, de los rumores que hacía poco habían llegado a sus oídos y, sobre todo, a raíz del evento ocurrido la mañana de su llegada al instituto (vaya bochorno le habían hecho pasar en compañía de Ludwig) había decidido que lo mejor para sus libros era, como siempre, dejarlos en el casillero. El método nunca fallaba, era sencillísimo: los metía dentro de una bolsa plástica que escondía a su vez bajo un fondo falso de metal, fabricado con una bandeja para pavo. Así nunca los encontraba nadie. Aunque quién sabe, de los superdotados nunca sabía qué esperar... sería mejor pedir uno o dos candados extra, esperaba que no fueran muy caros de colocar.

Esquivó las oleadas de alumnos en los pasillos tratando de pasar lo más alejado posible de ellos. Mientras menos le notaran, mejor, menos bromas sucederían y más tranquilo podría estar durante un mayor periodo de tiempo. Prefería que lo ignoraran a que le encontraran, aunque si era sincero... daría cualquier cosa por hacer amigos. Pero ¡ay! en su primera semana ya le estaba yendo muy mal. Quería amigos, pero no sentía que encontraría uno jamás. En esos primeros días lo habían regañado a placer y hasta le tiraron sus libros, se tropezó, perdió a su coneja... pensaba que nada más podía ir mal. No, no no no. Esa no era actitud para hacer amigos y aliados en su lucha imaginaria contra el bullying. Tenía que pensar positivamente... todo iba a salir bien a partir de hoy. ¿Verdad...?

-Oh, no... -Se quejó al encontrar su casillo, si que podían ir peor. Murphy tenía razón. Con un suspiro de resignación, el letón extrajo un marcador y una etiqueta de su mochila y procedió a corregir la equivocación en su casillero, donde habían puesto "Rainee" en lugar de "Raivis". No era una chica, ¿por qué en todos lados terminaban confundiendo su nombre? Ni siquiera era tan difícil... estas cosas sólo le pasaban a él. En fin, que escribió su nombre correcto en la etiqueta y la pegó sobre el casillero, cubriendo "Rainee Galante" y cambiándolo por "Raivis Galante". Bueno, al menos el apellido no había tenido que corregirlo.

Se disponía a abrirlo con cierta frustración cuando se dio cuenta de que alguien había estado a su lado el tiempo entero. Oh dios... ¿entonces había visto todo el papelón? definitivamente no era su semana y las palabras de Ludwig resonaron en su mente una vez más y, con gran timidez, temblando como un flan, y, por qué no, muerto del miedo, volteó para ver quién era el que había (según él) visto todo.
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Matthew Williams el Miér Abr 13, 2011 10:35 pm

Apresuraba levemente el paso hacia su casillero, su primer día había sido normal, considerando que nadie lo había notado durante todas las clases, pero por si acaso algún mayor intentaba molestarlo prefirió salir de su salón volando justo después de que tocaran. Sin embargo la verdad era que, prefería que lo molestasen a que no lo tomaran en cuenta pero ¿cómo lograr eso?, siempre que iba a lugares nuevos era como si la presencia de un fantasma se apoderara de todo el lugar y la gente que se encontrara ahí lo tomara como algo extraño. Ni él mismo sabía como había conseguido los pocos amigos que tenía en Canadá, quizá por que en su país se sentía mucho más seguro que en donde se encontraba en estos momentos, siempre le ocurría lo mismo si se trataba de gente cercana a su edad o de la misma.

Buscó rápidamente entre todos los casilleros hasta que encontró el que ponía "Matthew Williams", suspiró aliviado y comenzó a abrirlo tranquilamente para meter sus cuadernos. Justo después de que lo hiciera pudo escuchar ruidos provenientes de su lado derecho. Era un chico de cabello corto, se notaba algo rizado y de un tono rubio que se confundía con café claro, poseía un par de ojos azules marinos aunque el canadiense no estaba del todo seguro ya que éste se encontraba de perfil. Se quedó un rato en la misma posición, con la mano derecha dentro del casillero y un par de libros cargados por su brazo izquierdo mientras miraba detenidamente la escena.
Pudo escuchar como el chico se quejaba al ver su casillero, Matthew comenzó a poner antecedentes para saber la respuesta hasta que pudo ver como el menor sacaba algo de su mochila y se recargaba en el mismo casillero para escribir algo, cosa que el extrañó al norteamericano debido a que no tenía idea de que podía ser lo que estaba anotando aquel chico. Acto seguido, éste pegó la etiqueta en su casillero justo en el lugar donde se colocaba el nombre, Matthew entonces pensó que lo mas probable era que habían puesto mal el nombre del chico, aparte de la cara que el menor tenía.

Ya saliendo de sus pensamientos notó como el chico de cabello corto volteaba lentamente y temblando para ver quien se encontraba a su lado. Wow, hasta que al fin alguien se disponía a saber de quién era la presencia que tanto sentía la gente cuando el canadiense se encontraba en algún lugar. No quiso perder la oportunidad de hablar con la gente.-H-hola. -Saludó tímidamente tratando de no asustar al chico aunque su voz tranquila impediría que esto sucediera, ahora Matthew solo esperaba que aquel chico, aunque fuera menor que él (según el) no le empezara a reclamar por haber presenciado todo.


Última edición por Williams Matthew el Jue Abr 28, 2011 9:26 pm, editado 1 vez
avatar
Matthew Williams
Club de Arte
Club de Arte

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 10/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Jue Abr 14, 2011 2:57 am

Lo primero que vio, rebotando casi que haciendo "toing" frente a sus perplejos ojos, fue un extraño mechón rizado de pelo, como un pequeño resorte que le hipnotizó por unos buenos segundos, sus ojos violáceos mirándole subir y bajar.en su hipnótico vaivén. Luego del rulo, un par de enormes gafas gruesas que ocultaban con su reflejo dos iris aparentemente turquesas o celestes, enmarcados en su timidez por un flequillo rubio y piel blanca. Había visto antes esa misma mirada tímida en el espejo de su baño, por lo que asumió que el otro debía estar tan intimidado como él. Quedamente, pero confiado de que parecía ser una buena persona, contestó al saludo.

-Ho-... hola. -Contestó más calmado al percibir el bajo volumen de su voz, saliendo de su estado de alerta para recargarse un poco más cómodamente en su casillero, dispuesto a hacerle la plática. ¿Quién sabe? a lo mejor los tímidos se podían identificar entre ellos. Era curioso que no le hubiera notado antes ¿Cuánto tiempo llevaría ahí parado? Aunque debía admitir que la idea de hacer amigos nuevos... o más bien de sólo hacer amigos, para variar, le emocionaba bastante.

Una sonrisa tímida asomó en su boca y curvó sus labios, preguntándose cuál sería el siguiente paso para hacer amigos sin asustarlos. Oh, Dios, qué difícil era esto... pero la gente regularmente empezaba por el nombre, ¿verdad? esperaba que no estuviera mal intentar. -M-me... me llamó Raivis... -Muy bien, ese era un buen comienzo.

-R-Raivis Galante... ¡N-no Rainee! e-eso, verás, e-eso fue un e-error en el casillero, p-porque Rainee e-es nombre de ch-chica... -Genial, había seguido con el pie izquierdo. Se le trabó la lengua y se sonrojó, apenado por soltar información de más, y se rió nerviosamente. -Y... e-en fin... ¿c-cuál es tu nombre?
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Matthew Williams el Jue Abr 14, 2011 4:34 am

Al parecer el menor ya se había calmado un poco y el canadiense podía notar como éste tenía la mirada clavada en su cabello rizado, cosa que le hizo gracia al norteamericano. Viendo mejor al chico, ya podía estar completamente seguro de su apariencia, y podía jurar que en esos momentos tenía una mirada tímida justo como la de él.
Escuchó como éste le contestaba a su saludo, al menos ahora sabía que aquel chico no mordía ni nada por el estilo, razón por la cual Matthew bajó su estado de nerviosismo y timidez a uno mas calmado. Quizá se podría identificar con el y tal vez hacerse su amigo, pero para eso primero se debía tener una buena conversación, o al menos eso creía el canadiense quien seguía parado mostrando una leve sonrisa amigable pero reflejando un poco de nervios y en la misma posición que tenía hace unos momentos.
Hubo un breve silencio algo incómodo entre los dos hasta que el otro decidió romperlo presentándose. Vaya, eso mismo había estado pensando el mayor segundos antes para no seguir metido en aquel silencio.

Iba a contestarle presentándose él mismo hasta que Raivis, que al parecer era su nombre, comenzó a soltar una serie de palabras las cuales le costó un poco entender al chico debido a que tartamudeaba mucho y las pronunciaba muy rápido.
Se quedó un rato perplejo después de pestañear rápidamente dos veces en señal de que había quedado confundido y a la vez sorprendido. -¿Rainee? -Preguntó inocentemente mostrando curiosidad en su rostro, quizá eso de Rainee tenía algo que ver con lo que había presenciado hace unos momentos debido a que el chico había puesto la etiqueta encima del nombre que estaba antes.
Pudo notar como después éste se sonrojaba y comenzaba a reírse nerviosamente. Matthew simplemente sonrió, si seguía preguntando causaría que el oji-azul se pusiera mas nervioso y eso no sería del todo bueno, aparte de que él también lo estaba. -Me llamo Matthew Williams y v-vengo desde Canadá. - Se presentó con su típica voz de siempre pero sin poder evitar ese leve tartamudeo en la palabra "vengo", se volteó un momento para terminar de guardar sus dos cuadernos y luego volvió con el menor. -¿T-tu eres de aquí? -Ya se comenzaba a sentir tartamudo, era una de las pocas veces que podía mantener una conversación con alguien pero prefirió seguir calmado, aquel chico era de confianza según podía ver en su apariencia y en la forma en la que hablaba.


Última edición por Williams Matthew el Jue Abr 28, 2011 9:26 pm, editado 1 vez
avatar
Matthew Williams
Club de Arte
Club de Arte

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 10/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Miér Abr 20, 2011 11:48 am

Por fortuna el asunto no pasó a mayores, tan sólo provocó algo parecido a una mirada de curiosidad por parte del mayor, pero luego parecía que lo había dejado de lado, o había llegado a la respuesta, o se rindió o algo, porque volvió a hablarle, esta vez presentándose.

Matthew Williams, Canadá. Uh... sí, sí sabía dónde estaba Canadá, el problema era que realmente no conocía muchos datos sobre ese lugar... por no decir ninguno. Durante mucho tiempo pensó que Ottawa sonaba más japonés que canadiense, y se sorprendió mucho cuando supo que ahí se había originado el hockey. Claro que, si todos los canadienses eran tan amables y tranquilos, no era de extrañar que pasaran desapercibidos... por triste que sonara eso. De cualquier modo decidió que este muchacho era una buena persona y además en cierto modo sentía que le entendía... o que al menos podían llegar a llevarse bien, lo cual ya era un logro.

El otro muchacho guardó sus cuadernos y Raivis recordó que aún no había metido los propios dentro del casillero. Apurado, se apresuraró a esconderlos más quea guardarlos, con tan mala pata que terminó tirándolos en el piso. Ya era normal, así que tan sólo se agachó a recogerlos mientras contestaba, desde el suelo:

-N-no en realidad... yo... v-vengo de Letonia. A-allá hace mucho frío, p-pero supongo que no t-tanto como en Canadá. -Sonrió y por fin logró esconder sus cuadernos. Por fin, a salvo de matones y abusones, que era lo que más le importaban. Habían sido muy caros y no los iba a perder... confiaba en que Matthew no dijera nada. Se levantó y le miró. -Es un... u-un país pequeño que e-está junto a Rusia...
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Matthew Williams el Jue Abr 21, 2011 7:16 am

Terminando de meter su último cuaderno, cerró tranquilamente el casillero mientras escuchaba atentamente al chico, ojalá y no pensara que el canadiense estaba metido en su casillero y no en lo que le decía, pero luego pensó en que siempre que decían algo parecido a "No me estás escuchando ¿verdad?" se contestaba con un "Escucho con las orejas, no con los ojos", si, eso era totalmente obvio... ¡espera!, ya se estaba desviando mucho del tema y lo peor es que mientras pensaba no pudo escuchar bien al menor, simplemente entendió la palabra "Letonia", menos mal, el canadiense había tenido suerte debido a que el oji-azul apenas si estaba explicando de donde venía.

Fue entonces que Matthew se dio cuenta del lugar en donde se encontraba ahora Raivis, en el suelo, tratando de recoger sus cuadernos, sin embargo parecía mas bien que los trataba de esconder y de hecho no le extrañaba con tanto tipo matón rondando por ahí.

Pronto se dio cuenta de que el chico, al parecer letonio, había dejado un cuaderno a la vista, el mayor pensó de nuevo en los matones y se agachó para recogerlo. -Supongo que sí, allá en Canadá hace bastante frío, por eso no me acostumbro a este clima.- Explicó ya mas confiado pero aún con su mismo tono de voz tranquilo, mientras metía el cuaderno recogido al casillero de Raivis. -Rusia es un país enorme, a veces me da miedo cuando lo veo en un mapa.- Continuó volviendo de nuevo con el letonio mostrando ahora una sonrisa mas tranquila.
avatar
Matthew Williams
Club de Arte
Club de Arte

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 10/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Dom Abr 24, 2011 11:11 am

-¡Oh! N-no sabes cuánto te entiendo, ¡a v-veces siento que el calor es demasiado! -Suspiró el letón, antes de sonreírle agradecido por ayudarlo a recoger los vestigios de su torpeza. Cerró el casillero e intentó levantarse, pero su suéter había quedado prensado, por lo que forcejeó para abrirlo de nuevo y liberarse sin dañarlo. -Y sobre Rusia... bueno. -Suspiró, sabiendo que era un tema "delicado" en su país. Los letones no tenían buenas relaciones con los rusos. Quizá si dejaran de inmiscuírse un poco en su país podrían mejorar, porque con todo y palabras optimistas del gobernador aquello no estaba funcionando nada bien. Raivis no era xenófobo, pero mil veces prefería a los alemanes, o canadienses, que a los rusos. -D-digamos que aún no s-se enteran de lo que s-significa ser... u-una nación independiente. -Sonrió amargamente y logró abrir la puerta.

Se levantó tras zafar su suéter de la trampa de metal y luego volvió a cerrar el casillero, sacudiendose las manos y mirando a Matthew. Era una persona muy amable, pero no podía quedarse mucho más tiempo a platicar... lo cual era realmente una lástima. -E-esto... m-me agradas mucho y q-quiero seguir p-platicando... p-pero ahora mismo t-tengo que irme. T-tengo que a-arreglar mi l-lado de la habitación a-antes de que llegue mi c-compañero de cuarto. A-aun no le conozco pero... m-me dijeron que ll-llegaría hoy o m-mañana a más tardar... L-lo siento... -El rubio estaba un poco triste, hasta que una idea surgió en su mente. -P-pero podemos vernos en el a-almuerzo, si gustas.
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Matthew Williams el Dom Abr 24, 2011 9:09 pm

Miró al letón curiosamente al ver como éste al mencionar el país de Rusia se quedaba pensativo mientras intentaba zafar su suéter, el cual había quedado atrapado cuando el chico cerró su casillero.
¿Porqué habría reaccionado así ante los rusos?, al canadiense le daban miedo, eran muy altos según sabía, y a simple vista de cuerpo muy fuerte, pero le sorprendió el temor con el que sonaba el tono de voz del menor y la sonrisa notablemente amarga que había mostrado en su rostro, luego de explicar que quizá ellos no comprendían lo que significaba ser un país independiente.

Observó las siguientes acciones de Raivis, logrando zafar su suéter por fin, para después sacudirse las manos. -Ya veo.- Contestó ante la explicación del menor de que no podía quedarse mas tiempo, debido a que su compañero de cuarto llegaría y él debía acomodar su lado. Al escuchar esto logró recordar que lo habían mandado a su habitación también para instalarse y conocer a su compañero. -Oh es cierto, yo también tengo que ir a una habitación pero aún no conozco muy bien el instituto.- Admitió refiriéndose a que podría perderse en un dos por tres sin haber tenido que caminar tanto.

Soltó un suspiro de cansancio y comenzó a sacar un papelito en el que había anotado el número de la habitación, aunque no era necesario, el canadiense solía olvidar las cosas muy fácilmente. -Según me explicaron, tenía que ir a dos edificios cerca de aquí, pero antes debía hacer algunas cosas- Explicó mientras hacía un breve silencio. -Debería apresurarme, creo que me atrasé un poco...- Concluyó ahora con un tono de voz vencido, sin embargo todavía exageradamente tranquilo, razón por la cual no se podía notar bien si el chico estaba cansado o nervioso, si su compañero de habitación resultaba ser un matón como casi la mayoría de los alumnos, podría estar totalmente seguro de que terminaría muerto.
avatar
Matthew Williams
Club de Arte
Club de Arte

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 10/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Miér Abr 27, 2011 9:41 pm

-O-oh, vaya... bueno... -El letón echó un pequeño vistazo a su papel garabateado, pero no pudo distinguir lo que en él había escrito. Realmente quería acompañarle a donde fuera que tenía que ir en primer lugar, después de todo era la primera persona con quien había logrado hablar de algo sin necesidad de un previo incidente vergonzoso... bueno la verdad sí. Pero se habían entendido bien y parecían estar en las mismas dudas y tener los mismos nervios, y no parecía ser una mala persona. Pero qué lástima que tenía que terminar de arreglar su lado del cuarto para que su compañero pudiera instalarse en el otro lado.. y esperaba de todo corazón que le tocara alguien amable y de preferencia tranquilo, o que no tuviera un gato o un perro o algo prohibido como el suicida de su vecino asiático. O que pudiera comerse a Sniegapika al primer intento... o... bueno, se estaba poniendo demasiado ansioso.

-S-si quieres te presto mi mapa. -Murmuró, dándole un croquis que había tomado de entre unos folletos que estaban en una mesa. -Está muy bien e-explicado y s-supongo que te ayudará p-para no perderte. ¡N-no te preocupes! Y-yo ya sé como llegar. -Sonrió. -E-espero que podemos a-al menos vernos en c-clase, ¿n-no crees? -Ojalá no le hubiera aburrido...

El letón tomó su mochila, ahora más ligera, y una vez más examinó el nombre ya corregido en su casillero para asegurarse de que quedara bien claro que él no se llamaba Rainee, ni era chica. Todo parecía estar en orden, así que volvió a mirar al canadiense y dudó un poco, rascándose la mejilla y sin saber como proseguir. ¿Debería despedirse de algún modo especial, formal, amistoso, o simplemente esperar a que el otro se fuera primero? No lo sabía. Ya no se acordaba cómo se suponía que hicieras a la hora de decir "hasta pronto" a un amigo que iba en tu curso. Así que sólo se quedó ahí parado, dudando y mirándole. -¿E-entonces...?
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Matthew Williams el Jue Abr 28, 2011 9:24 pm

Notó al chico algo distraído, luego de que murmurara algunas palabras, pero no pudo divisar que éste había puesto la mirada en su papel segundos antes, seguramente estaba metido en sus pensamientos, o al menos eso parecía.

Luego de una fracción de segundos, el letón ya había regresado al mundo y ahora se encontraba ofreciéndole su croquis al canadiense. -¡Gracias!, t-te juro que te lo voy a regresar cuando vuelva a verte- Agradeció algo emocionado, Raivis se había convertido en una de las pocas personas que se ofrecían a ayudar al chico, cosa que le alegró bastante.
Ahora no quería partir de ahí, es decir, si su compañero de habitación resultaba alguien molesto, sería el fin para Matthew; y si resultaba alguien normal, jamás lo notaría. El chico no quería seguir pensando en las probables consecuencias, sin embargo no le quedaba mas que resignarse y esperar a que todo sucediera.

Pasó un buen rato y nadie pronunciaba palabra alguna, mientras el mayor pensaba ¿cómo se despedirían?, Matthew solía decir "adiós" simplemente y se iba, pero eso resultaría muy grosero, aparte de que no quería perder al único amigo que lo entendía. -P-pues, yo creo que nos veremos en una clase.- Respondió algo dudoso a lo que el letón había dicho. -P-pero antes debo hacer algunas cosas que me pidió un profesor. Aclaró, luego de recordar el pedido del profesor, ahora si atrasaría mucho para llegar a la habitación, y si algún superior lo viera perdiendo el tiempo estaría totalmente perdido. -E-entonces nos vemos después.- Añadió mostrando una sonrisa amigable al menor y tratando de que su despedida no sonara grosera o algo por el estilo; dio media vuelta y comenzó a caminar lentamente con su mochila siendo cargada por uno de sus hombros, la cual nunca se había quitado debido a que llevaba sus libros que ahora se encontraban en el casillero, en los brazos.
avatar
Matthew Williams
Club de Arte
Club de Arte

Mensajes : 25
Fecha de inscripción : 10/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Unos nacen con estrella, otros, estrellados. (Libre)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.