Últimos temas
» Solicitudes
Vie Oct 16, 2015 5:40 am por Elizabeth Hedervary

» Hola a todos =)
Vie Abr 05, 2013 11:55 pm por Natalia Arlovskaya

» Ausencia.
Jue Oct 13, 2011 9:55 am por Tino Väinämöinen

» Personajes liberados.
Miér Sep 21, 2011 7:14 pm por javier_cheshire

» ;A; hello!
Dom Ago 28, 2011 9:54 pm por Loise Weillschmidt

» Ficha de Andreas Berthle
Sáb Ago 20, 2011 6:57 am por Andreas Berthle

» Guten Tag! ★~
Sáb Ago 06, 2011 3:30 am por Loise Weillschmidt

» Extrañenme.
Jue Jul 28, 2011 6:35 am por Yekaterina Braginskaya

» Hetalia World Hospital
Vie Jul 15, 2011 10:21 pm por Invitado

Estación
Estación

El frío comienza a hacerse presente en los corredores y las ventanas ya permanecen cerradas. En los salones hay calefacción pero no así en las canchas. El paisaje antes matizado en colores naranjos, rojos y amarillos ahora es blanco por la nieve que lo cubre. Se recomienda a los alumnos permanecer en sus habitaciones fuera del horario de clases y abrigarse bien cuandovallan a estas.

Los osoms (Es decir, El Staff)
ArthurGilbertLovinoFelicianos
Afiliados Elite
Nuestros botones
Gakuen Hetalia Gakuen Hetalia

Afiliados
alt=
Licencia
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Las imágenes y diseños de este foro pertenecen a Gilbert Weillschmidt @ Hetalia Gakuen. Los contenidos expresados dentro del foro pertenecen a sus respectivos Administradores. Cualquier intento de Robo o Plagio sera denunciado sin previo aviso. Abstente de Copiar.


Arthur Kirkland

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arthur Kirkland

Mensaje por Arthur Kirkland el Lun Mar 28, 2011 3:13 am



País de origen: Inglaterra, Reino Unido.

Nombre: Arthur Kirkland.

Año que cursa: 3er año.

Edad: 17 años.

Cumpleaños: 23 de Abril.

Descripción Física

Altura: 1, 75 cm.

Ojos: posee un profundo color verde esperanza, brillante y claro, cuya expresión varía en muchos aspectos según la ocasión. Lo más normal es que te miren con cierta seriedad o molestia, también con reproche y regaño, adoptando la postura así para dar órdenes o regañar a cada alumno que encuentre haciendo algo contra el Reglamento.

Pueden volverse muy cálidos y dulces si está alegre o feliz, y algo esquivos si está avergonzado; cuando planea algo tiene un brillo pícaro y astuto en los mismos, que puede llegar a asustar en su conjunto, pues nunca pronostican nada bueno. Se tornan fríos en algunas ocasiones, pero son pocas, y cuando se molesta parecen centellear; es particularmente tenebroso cuando trama algo relacionado a la magia oscura o habla de la misma, y no es nada raro que ponga cierta expresión embobada y perdida en los mismos cuando está pensando cosas pervertidas.

A veces se tornan inocentes y confusos, en especial cuando quiere saber sobre algo o cuando no lo comprende; a pesar de que el alumnado no lo considera así, no son siempre malhumorados.

Pelo: rubio claro, pero de tonalidad bien marcada y no platinada. Es imposible y rebelde, por lo que jamás se lo puede peinar u ordenar, aun cuando eso no le preocupa demasiado siempre y cuando no tenga nudos. En algún momento soñó con tenerlo liso y largo, pero se resignó ya desde pequeño. No es muy bueno peinándose, y prefiere acomodarlo apenas luego de despertarse.
Puede echarlo hacia atrás con gel, pero no lo hace seguido.

Constitución: es delgado, pero no por eso raquítico. No tiene mucha fuerza física, o más bien no se destaca en ella sino que tiene la fuerza de cualquier chico normal de su edad con la diferencia de que, por su gusto hacia los deportes, tiene los músculos bien entrenados, sobre todo en las piernas, aunque no tenga mucha masa muscular. Sus extremidades son delgadas y estilizadas, lo que si bien le quita fuerza y le hace algo vulnerable contra alguien físicamente más grande y fuerte, le hacen muy veloz y ágil, virtud que aprovecha y usa en varias actividades (espionaje, esgrima y duelo con espadas, además de huir en ocasiones que lo ameriten o robar (?)).

Su piel es de un tono claro y blanco, como cualquiera dentro de la raza del norte europeo, aunque se sonrosa fácilmente, resaltando enseguida en sus mejillas. Si está muy avergonzado, todo su rostro y sus orejas pueden llegar a arder, por lo que sus brillantes ojos resaltan rápidamente, pareciendo un tomate. Es bastante suave y tersa, aunque tiende a tener las manos frías.

Complementos (opcional):

Sus maneras de vestir suelen tener dos vertientes generales, excepto claro para estar en su habitación donde, como cualquier adolescente, utiliza rompa muy simple y cómoda, ya que solo lo ve su compañero.

La forma más usual de verlo es la más elegante y bien portada, utilizando camisas y sacos, trajes de diferentes colores (aunque todos sobrios) y corbata. Es difícil ver su ropa desaliñada, y su porte es siempre la que debe tener un ‘caballero inglés’; los pantalones suelen ser de colores oscuros y de vestir, aunque a veces simplemente hacen un conjunto general con el traje (si el saco es blanco, el pantalón también lo será). Muy clásico y elegante, sus camisas son más que nada blancas (o negras); le gusta mucho usar corbatas de variados diseños o colores (nada que se salga mucho de lo tradicional o que sea estrafalario), aunque tiene predilección por las rojas o rojas oscuras.

Si lleva puesto el uniforme es raro verlo sin corbata y aún más verlo desaliñado; en esos casos es pulcro y siempre bien vestido por tradición, enseñanzas y costumbre.

La otra forma en que se suele vestir es la que muchos llaman ‘rockera’ o ‘punk’, también rebelde, ya que esa es la imagen en conjunto que da. Suele valerse de colores como el negro o el rojo, también utiliza mucho el verde y algunos detalles en blanco; cuando va inclinado hacia el punk las telas que suele usar normalmente son cuero o seda, y utiliza muchas cadenas, cinturones y pulseras con tachas. La manera más normal de verlo en el colegio (o más bien rondando las habitaciones y terrenos) vestido con una inclinación así es la más puramente rocker que tiene; utilizando una camiseta de mangas cortas con la bandera británica en ella, y un pañuelo a cuadros negros y rojos. De este último tiene otros, también estilo cuadrillé, la mayoría rojos y negros o rojos y blancos.

Otros (opcional): tiene unas muy particulares cejas gruesas en su rostro, de las que usualmente se mofan. Además, sufre un tic nervioso en el que sus ojos se tornan completamente blancos por diferentes sentimientos: miedo, enfado, nervios, y especialmente para reír con fuerza y llegando a dar miedo, pues la risa viene acompañada normalmente de un movimiento de sus brazos de arriba abajo que lo hacen verse a ojos de un tercero como todo un loco. Suele reírse de esta forma cuando está negando u ocultando sus sentimientos, lo que es bastante seguido.

También tiene un tatuaje de una guitarra eléctrica negro y rojo en su vientre bajo, justo antes de que comience la pelvis. Nadie la conoce, y nadie sabe que lo tiene, se lo hizo a los 16, el año pasado.

Foto del alumno:

Spoiler:

Spoiler:

Spoiler:

Personalidad:

Caprichoso, testarudo e irritable como un niño; sumamente sarcástico, cínico e hiriente cuando lo desea, no tiene ninguna traba a la hora de criticar a los demás, en especial si se trata de alguien que no le agrada.

Es presuntuoso y engreído, más aún si se siente atacado; tiene un orgullo enorme, y éste está por encima de todo a la hora de actuar. Puede ser realmente cruel si se lo propone. Es difícil de tratar gracias a su egoísmo narcisista, y termina siempre pensando en lo que sería ‘mejor para él’. Por su orgullo y su vergüenza, es normal en él que cuando está por revelar algo vergonzoso o sentimental hacia alguien más, termine contradiciéndose a sí mismo, fingiendo y tratando de convencer al resto de que piensa lo contrario; su risa se vuelve ruidosa y nerviosa, y en ocasiones hace gestos extraños con el cuerpo. Si bien es fácil saber que lo que dice no es lo que piensa, muy pocos no lo toman a mal ante lo desesperantes y egoístas que tienden a ser sus comentarios, ya que él mismo siempre se trata de convencer de no necesitar ni a nadie ni a sentimientos estúpidos, vergonzosos o molestos.

Su educación le lleva a reaccionar de forma sarcástica y mordaz, con un vocabulario extendido pero con una lengua de víbora a la hora de criticar a alguien en un encuentro ‘formal’ como reuniones o fiestas de sociedad. Hace uso del famoso humor negro inglés. Su actitud contradictoria, presumida y vergonzosa es la digna de un tsundere de pura cepa, pero detesta que lo llamen así o se burlen de él por ello.

Por un lado, para cualquiera al que él no considere su amigo, al que no le haya dado su cariño o amistad (o sea, a la mayoría), no se comporta para nada leal y mucho menos condescendiente, sino todo lo contrario. Si no le importa la persona, puede prometer algo y estar rompiendo la promesa a los diez minutos, atacarlo por la espalda, engañarlo y burlarse de él a todo pulmón por haber sido tan ‘idiota’ de confiar. Por el otro, para con los pocos a los que es capaz de confiarle su cariño, es devoto, servicial y absolutamente leal; no tolera que se metan con quienes quiere, y es muy posesivo con esos pocos, debido justamente a que se los puede contar con los dedos de una mano.

Aunque siempre intente no demostrarlo, le tiene un fuerte miedo al rechazo, a la traición y al abandono, y eso le hace ser más cerrado a la hora de permitirle a alguien traspasar esas barreras auto impuestas. Cuando alguien muestra auténtica intención de conocerlo y ser amable con él, se descoloca totalmente, comportándose más torpe y afable enseguida; por esto mismo las pocas personas que por sí mismas buscan su compañía o la aceptan y la aprecian terminan convirtiéndose en sus seres más importantes. Puede llegar a ser muy cordial y amable, así como también alegre y animado aunque muchos no lo piensen; su expresión más normal es una entre seria, confiada y maliciosa, a veces resignada o molesta, pero puede sonreír sincero y más dulcemente si la ocasión lo amerita. No obstante, al notar que lo hace se avergüenza por sentirse expuesto y enseguida niega la razón que lo hizo sonreír así. Con determinadas personas, siempre está a la defensiva, pero con unos pocos puede ser muy amistoso.

Astuto e inteligente como pocos, es extremadamente competitivo y no considera perder como una opción, siendo capaz de cualquier cosa con tal de ganar y haciendo gala de su pobre y nulo código moral. Se pone nervioso fácilmente y es realmente malpensado y pervertido, aunque la ‘compostura’ suele ganarle; en algunos casos, si se tiene confianza y están en privado, puede ser más directo siempre y cuando sienta que puede controlar la situación. Insiste en que todos deberían reconocer de una buena vez su ‘Grandeza’, y no subestimarlo.

También es extremadamente rebelde en ocasiones en las que se viste acorde, siendo más burlesco y ruidoso, a veces también peligroso. Hay varias maneras de que se aviolente, entre ellas el alcohol, el enojo muy grande, o los momentos en que de por sí se encuentra nervioso y no lo obedecen. Esta actitud de rebeldía a veces va de la mano con una más desinhibida y pervertida, aunque la última se muestra muy poco.

Es incapaz de ocultar su buen humor o sus buenos ánimos, sonriendo alegre rápidamente y mostrándose confiado con absolutamente todo, incluso en lo sentimental. En estos momentos es cuando mejor trama sus planes y cuando más órdenes da, esperando que las cumplan; tampoco puede ocultar cuando está enamorado, o la felicidad que le podría dar ser correspondido. Así mismo, es fácil notar si está o no deprimido o enojado, resaltando todas sus emociones que contrastan con su seriedad usual o su expresión más normal y tranquila.

Chistosamente, también es bastante despistado y tiende a olvidar cosas o detalles frecuentemente (olvida muy seguido su bolso, sus libros o su abrigo en las aulas). Por esto lo apodan ‘el Rey de perder cosas/perdiendo cosas’ (the King of Losing Things).

Familia: Posee varios hermanos; cuatro mayores y uno menor, además de sus padres, primos y familiares lejanos.

Historia:

Oriundo de Londres, Inglaterra, Reino Unido, Arthur nació como uno de los últimos hijos de una de las familias más ricas y antiguas de su país, y probablemente de gran parte de Europa. Aristócratas desde sus comienzos, el nombre familiar ha figurado en las filas de cada rey o reina del país, participando en cada gran hazaña que el ex Imperio tuvo alguna vez.

Dueños de diversos terrenos y de una empresa de inversiones que es la principal fuente de sus ingresos actuales (y a su vez la razón de que mantengan su status y su fortuna centenaria), los niveles de exigencia que siempre ha tenido la familia con cada uno de sus miembros son altísimos, y tienen varias expectativas respecto de ellos. Creció en este ambiente lleno de protocolos y, aunque tuvo todo servido, tuvo también muchas más responsabilidades que un chico común, siendo que desde niño tuvo decenas de profesores particulares que lo instruyeron, incluyendo cosas como Economía y Finanzas que empezó a tener a los diez años, cuando era apenas un niño.

A pesar de ser uno de los menores, destacó entre todos sus hermanos, ganándose más que un rencor por parte de éstos cuando eran pequeños y sufriendo un intenso bullying que le llevó a ser un niño paranoico y desconfiado, que en aquella época también era llorón y bastante débil, lo que le acarreó problemas similares en la escuela.

Pero a medida que pasaban los años su manera de destacar brillaba mucho más, hasta que hoy en día, sus padres han decidido que será él quien se encargue de la fortuna familiar: pretenden que sea la cabeza de la familia, que maneje sus finanzas y la mantenga en el lugar en el que siempre ha estado. Esto también se debe en gran parte al comportamiento o proceder de sus hermanos, ya que el primogénito siempre fue desinteresado en estos aspectos y ajeno a las ataduras, por lo que estas responsabilidades no eran algo que estuviese dispuesto a tomar.

Su vida fue muy marcada por su infancia, la cual el inglés detesta recordar pues le conllevó un sufrimiento tras otro: los abusos en el Jardín de Infantes y en la Primaria fueron constantes, siendo golpeado por los niños mayores que se aprovechaban de él por ser en su momento pequeño y débil, recibiendo bullying de sus propios hermanos y convirtiéndose en un niño solitario sin amigos, que siempre se la pasaba de rincón en rincón escapando o escondiéndose. Siempre sufrió esta soledad, pero nunca quiso decírsela a nadie o aceptarlo ante nadie, desarrollando su costumbre de ocultar (o intentar) cada sentimiento que tuviese con tal de que no le viesen débil; y a pesar de que lo hacía, durante años recibió el mismo trato, al menos hasta los once.

Ingresó en Eton en ese momento, y aunque seguía con un trato similar por parte de sus hermanos, las cosas iban cambiando lentamente; él mismo comenzó a realizarles bromas y venganzas en cada oportunidad que tenía, en especial a partir de los 12 o 13, lo cual solo hacía enfurecer más a sus familiares y se convertía en un círculo vicioso, a pesar de que él solía ser el más perjudicado todavía. Para cuando tenía 14, ya en el Eton se había dado una enorme (y no muy buena) fama, finalmente dejando de recibir maltratos al convertirse él en alguien más peligroso que quienes se los daban; en ese entonces, sus propios hermanos y otros comenzaron a llamarle despectivamente ‘pirata’, y Arthur aceptó con burla el término, aunque no le gusta que lo mencionen frente a otros y siempre niega las razones.

Pocos años después cuando cumplió 15, sus padres decidieron cambiar a todos sus hijos de la escuela al hacerse un gran escándalo en el Eton College por las demandas de otros padres sobre venta de drogas y orgías entre los chicos (es un colegio solo para hombres), lo que escandalizó a más de uno y se dio una transferencia masiva de alumnos del lugar.

Justo en ese momento el renombre de Hetalia Gakuen era cada vez más grande, y por esa razón sus padres decidieron enviarlo a él junto a sus hermanos allí. Fue a partir de ese momento, hace dos años, que su vida cambió drásticamente.

Dejó sus malas costumbres junto con la transferencia, sin querer provocar un desastre en la nueva escuela y temeroso de que su propio nombre y el de su familia resultase manchado; podría decirse que en aquel aspecto llegó a madurar, pasando a centrarse en algo que le resultó mucho más interesante: la música. Se volvió un fan acérrimo del rock y de la música hard, metal o punk, aunque siempre se vio practicando la primera, y solo escuchando las demás. Durante su estancia en el Eton aprendió a tocar la guitarra pero fue en Hetalia Gakuen que desarrolló su talento para la misma, mostrando una gran habilidad en el manejo de ésta y el bajo.

Y a pesar de que sus relaciones humanas seguían siendo bastante precarias (recibiendo burlas por parte de un francés y un español que lo llaman ‘el sin amigos’), logró entablar una buena relación con un portugués que fue su primer amigo, y con un japonés con el que llegó a buen trato formal, a pesar de no llegar con éste a la amistad. Recibió algo de popularidad (más que nada entre chicas) al correrse la voz de sus habilidades musicales, lo que le permitió pasar más o menos bien el primer año, sabiendo ya defenderse de abusones luego de toda una vida de ellos. Su grado de madurez creció en segundo año, al cumplir 16, y poco a poco la rebeldía pura que había mostrado años antes desaparecía, mostrándose aún más responsable (aunque como alumno siempre fue brillante, quizás debido a la educación particular que tuvo desde niño) y ganándose el cariño de muchos profesores, además de que el Sub Director y su familia tienen algún parentesco, y la cantidad de dinero que paga solo aumenta estas preferencias.

Aunque mantiene su gusto musical, y se le ve interesado en formar alguna banda o dar un concierto algún día, al llegar a su tercer año sus prácticas se redujeron cuando el profesorado lo eligió como el nuevo monitor, puesto que aumentó el ego y la confianza del inglés, quien desde que porta la banda negra alrededor de su brazo se ha tomado mil libertades y ventajas que mantiene bien guardadas. Se terminó de ganar la admiración de varias chicas de la escuela, pero terminó siendo odiado (aún más) por la mitad (o más) de los hombres al ser exigente y perseguirlos constantemente. Con su apodo de pirata sabido por muy pocos, hoy día unos cuantos lo llaman ‘viejo’ por comportarse como tal al realizar sus tareas como prefecto; pero lo que la mayoría no sabe es que esa actitud sigue latente, y la burla y el gusto por realizar bromas pesadas además de su habilidad e ingenio innato en ellas, siempre seguirá presente, por ser una parte más de él.

Pasa buena parte de su tiempo libre en la Prefectura o recorriendo la escuela, controlando que todo esté bien; pero también suele utilizar sus horas ‘libres’ a la semana (las que tiene para precisamente monitorear) para tomarse descansos o incluso ensayar. Es bastante temido entre el alumnado, y suelen depender de él, llamándolo para cualquier tontería que pase; es muy consciente de que buena parte de su poder excesivo sobre la escuela es gracias al dinero y no a las notas, pero en vez de molestarle, eso le encanta, a pesar de que jamás lo aceptaría frente a nadie.

También sabe que su futuro está prácticamente asegurado, y deberá encargarse (con orgullo) de todo lo que su apellido implica; no obstante, si pudiese dedicarse a otra cosa eso sería a convertirse en músico, por lo que pretende organizar algún concierto específicamente dedicado al rock, y no a la orquesta de la escuela compuesta por el Club de Música, al que pertenece.

Spoiler:
[Toda su historia aquí está adaptada de lo histórico; recibiendo bullying de niño, y haciéndose fuerte de a poco cuando empezó a crecer hasta llegar a su época ‘pirata’ en donde era él a quien temían, y finalmente empezar a madurar y convertirse en un ‘caballero’].

Pertenencias:

- Lo que más se ha llevado consigo es ropa de todo tipo; muchas camisas y muchísimas corbatas.
- Un juego de té de porcelana antigua.
- Muchos cuentos fantásticos; casi todos cuentos infantiles clásicos ingleses, llenos por lo tanto de hadas, duendes, unicornios, etc...
- Una espada idéntica a la Excalibur, sabe blandirla muy bien ya que practica esgrima desde niño; la tiene dentro de una vitrina de vidrio en su habitación. [Autorizado por la Administración]
- Algunas dagas antiguas de la época de los corsarios y piratas; tienen incrustadas piedras preciosas, o detalles en oro. [Autorizado por la Administración]
- Algunas joyas antiguas dentro de un joyero; lo tiene muy bien escondido, ya que la mayoría han pertenecido a grandes figuras de su país, o a familiares antiguos.
- Una guitarra eléctrica de color roja, y un bajo color negro.
- Colecciones enteras de CD’s y DVD’s de sus artistas y bandas favoritas.
- Su banda negra que en blanco lleva la palabra 'Monitor Escolar' en ella. La usa en el uniforme, pocos centímetros por debajo de su hombro derecho, y la sujeta con un pequeño gancho.
- Un mp4 de 500 GB donde almacena un sinfín de canciones, y vive enchufado a éste. Tiene tanto auriculares pequeños como grandes, y ambos tienen la bandera de Gran Bretaña en ellos.
- Un maletín rosa que usa para llevar los papeles y cosas a clases.

Le gustan:

+ Cualquier tipo de magia. Las maldiciones, los seres mágicos (duendes, hadas, unicornios, etc.), cualquier cosa maldita o embrujada.
+ Estar con Sparkle (el Pikachu verde con alas xD), algunas hadas, fantasmas de todo tipo y Percival (su unicornio xD).
+ Le encantan los deportes clásicos de Inglaterra de los que se jacta son inventos nacionales; sus favoritos son el football y el tennis.
+ Ver y luego criticar negativamente las películas americanas.
+ Adora los barcos, el mar y el agua.
+ Acompañar una (o unas) buena taza de té con scones o pastelitos.
+ Los dulces y especialmente la pastelería. Es la única especialidad en que destacan los ingleses (pues su comida es horrible), y dicen que es más dulce de lo normal.
+ Le gusta en sus tiempos libres dedicarse a bordar, tejer o coser (especialmente éste último), además de leer cualquier novela de suspenso o Thriller que tenga en sus manos.
+ Pensar cuanto escenario erótico o sexual tenga en mente. Leer revistas eróticas, y jugar juegos del mismo tipo. Básicamente, cualquier cosa relacionada al erotismo.
+ El rock y casi todos sus derivados. Es fan de bandas clásicas como Queen o The Beatles.

Ne le gustan: Arthur es muy protestón así que… las cosas que le disgustan son muchas.

+ Todo lo que él considere falta de respeto, de educación o de gratitud; cualquier comentario negativo acerca de su país, del Reino Unido y de sus consecuentes reyes o instituciones. En especial si el insulto es de parte de extranjeros.
+ Tiene cierto rechazo bastante marcado hacia cualquier cosa relacionada con Francia, y un tanto menos pero igualmente obvio hacia lo relacionado con USA.
+ Detesta el café y nunca lo bebe.
+ No tolera a los ‘pervertidos y degenerados’ que constantemente tratan de ligar con él. Suele estar a los golpes con quien trata, aunque no le molesta si es él quien intenta ligar.
+ Que lo subestimen o lo tomen como algo de poca importancia. Siempre que esto pasa se esfuerza al máximo para demostrar lo contrario, por el puro deseo de ver a quien se burló ‘atónito’.
+ A pesar de que le gusta el punk, no está de acuerdo con la ideología de ‘anarquía total’ que muchos en el movimiento proclaman, ya que si bien está de acuerdo en negarse a aceptar nada de Primeros Ministros desastrosos e idiotas, jamás estaría en contra de la Monarquía, entidad que en su opinión nada tienen que ver con eso.

Datos extra:

+ Es un hechicero sumamente habilidoso, toda su familia tiene sangre y habilidades de ésta índole pero en él son particularmente altas. Se lo ha visto vestido de rocker y tratando de hacer invocaciones con sellos dibujados en las cajas de arena de los pequeños, sin mencionar que desde que es niño los seres mágicos se le han acercado y han estado junto a él, convirtiéndose en gran parte en sus únicos amigos.
+ Aunque lo era más de niño, sigue siendo bastante llorón a veces, acuándosele los ojos cuando siente demasiada vergüenza, enojo o frustración. No obstante, es difícil hacerlo llorar por sufrimiento, ya que es la manera en que más vulnerable se siente, y solo unos pocos han podido visto llorar en vivo y en directo.
+ Para leer utiliza lentes ovalados, aunque ve perfectamente sin ellos, pero debido al papeleo que siempre maneja además de el material en sí de la escuela, los utiliza para que no se le canse demasiado la vista, y que sus ojos no se vean dañados.
+ Es materialista y sólo te ayudará si le conviene o le interesas, aunque es bastante bueno con la diplomacia porque podría ayudarle en un futuro.
+ Aunque conoce y domina las magias de la naturaleza blancas, su favorita es la negra y todo lo relacionada a esta, cualquier cosa esotérica.
+ Respeta la tradición por sobre cualquier otra cosa. Así mismo, es absolutamente fiel a su Reina, y no permitirá que nadie diga nada malo de ella sin recibir sus merecidas consecuencias. No obstante, no es igual con toda la lista de reyes, y se molestará si mencionan, por ejemplo, a Bloody Mary.
+ Su color favorito es el rojo, más si se combina con negro. Adora el print escocés (cuadrillé).
+ No tiene una canción favorita pues le gustan muchas; Bohemia Rhapsody de Queen y Twist & Shouts de The Beatles son sus favoritas entre las clásicas, pero no puede decidirse en los grupos actuales, ya que le gustan varios y... a la vez pocos. De lo que sí está seguro es que odia tanto la versión de 'God Save the Queen' como la de 'Anarchy in the UK' de Sex Pistols, que van en contra de la Monarquía.
+ Es curioso por naturaleza, le encanta investigar e inventar cosas, y aunque sus inventos suelen ser extraños, el resto los usa, pero no los reconoce.
+ El Tea O’ Clock es más una tradición que hace casi de forma religiosa y nunca pierde. Su té favorito es el Earl Grey y puede beber más de ocho tazas al día.
+ Se auto proclama como todo un ‘caballero inglés’ y hace o dejar de hacer ciertas cosas según su criterio de lo que un caballero haría.
+ Es el monitor escolar de Hetalia Gakuen, lo que lo hace el alumno con más poder dentro de la escuela, y bastante preferencias de los profesores. Este puesto aumentó en grandes cantidades sus peleas y relaciones, pero también lo volvieron más presuntuoso y pretencioso, o engreído.
+ Cuando tiene tiempo va a las prácticas del Club de Cocina, y dado que Arthur le tiene cierto cariño al club, ya mencionó que les daría una buena subvención de la Escuela, razón por la que los miembros lo dejan participar sonriendo nerviosos mientras ven que saca bandejas de scones de los hornos. Él por supuesto, no se da ni por enterado, y es feliz haciéndolo.
+ El club secundario en el que participa como Hobby es el de deportes, participando frecuentemente en los equipos de football o jugando tennis en singles o dobles.
+ Aunque es un desastre para ello, cocinar es uno de sus hobbys más habituales, decantándose más que nada por la cocina de cosas dulces, como pasteles y biscochos (dicen que los dulces ingleses son más dulces de lo normal). No tiene sentido del gusto.
+ El más insano de sus hobbys es su acérrima adicción por el alcohol, nunca midiendo la cantidad que bebe y siempre terminando borracho. Se emborracha con cerveza (los Pub tienen más de 30 tipos diferentes) y a veces whiskey o ron.

Cuando se emborracha simplemente por diversión muestra su lado pervertido y si pelea con alguien así, resurge en él una actitud pirata. Cuando está deprimido y borracho, por el contrario, se convierte en un saco inútil, mostrando sus sentimientos más profundos y vergonzosos, o aquellos que más le duelen.

--------------------------------------------------------------------------------------

Entrevista de Aceptación

La sala del director es un ambiente amplio y bien iluminado por los amplios ventanales que se muestran frente a la puerta y por detrás del escritorio, estos están cubiertos por la mitad con una cortina semi trasparente y puedes observar el campus de la academia a través de estos. La luz da un efecto épico al escritorio con el director, pues como el día es despejado, la luz solo te deja ver la silueta del imponente hombre que sobresale con su ancho pecho y cuerpo tosco por sobre la silla de oficina. Un gesto de su mano te invita a sentarte en una silla delante de su escritorio. - ¿Cómo es tu nombre y de qué país eres? -

Se acomodó por enésima vez la corbata antes de entrar, ajustándola y mirando algo nervioso hacia adelante, con las mejillas levemente sonrojadas y las cejas un tanto en alto, manteniendo sus ojos bien abiertos. Cuando el anterior alumno salió, él entró ni bien le dieron aviso, caminando algunos pasos dentro del recinto mientras observaba alrededor sin moverse demasiado.- Hm...-solo emitió un leve sonido cuando observó el lugar, sintiéndose bastante a gusto no sólo con la iluminación, sino con el tamaño y la decoración del lugar, que a pesar de ser sencilla denotaba en buena parte el status que esa escuela traía consigo, y cómo el Director era seguramente alguien a quien le gustaban los lujos, algo que podía verse sin siquiera tener que verlo a él.

- Ah, mi nombre es Arthur Kirkland, señor, y soy de Inglaterra, el Reino Unido. Es un placer conocerlo –respondió rápidamente a la pregunta, casi como si fuese una respuesta memorizada pero no practicada para ello; cuántas veces debía de haberse presentado en las fiestas de Sociedad de sus padres, incluso ahora que lo habían cambiado de escuela. Tomó asiento luego de un leve y amable asentimiento de cabeza por cuestión de protocolo, acomodándose en la silla y manteniéndose quieto, dejando sus manos sobre su regazo.

El hombre sonríe y se inclina un poco, tu vista se acostumbra poco a poco a la luz y puedes notar que es un hombre de tez trigueña y cabello castaño con algunos rulitos sobresaliendo de su silueta. Su rostro se ve amable y tranquilo. Revisando uno de los papeles toma una carpeta que tiene tu nombre en la portada junto al escudo del colegio. - Aquí estás. Bien… al parecer ya tienes tu ficha ingresada. Cuéntame un poco. ¿A qué club deseas pertenecer? Como sabrás tienes cinco opciones. Coméntame también por qué te crees apto para ese club. – Su mirada se posó en ti esperando tu respuesta, parecía muy interesado en esta.

El rubio pestañeó con cierta curiosidad que no pudo evitar reflejarse en su rostro, manteniendo sus ojos más abiertos que antes y luciendo algo confuso por momentos. No esperaba, para nada, la apariencia del Director de aquella imponente escuela; quizás sería por ser una persona con la mala costumbre de juzgar a las personas por su apariencia, pero... se esperaba más bien a alguien de apariencia seria, quizás hasta rubio, y sin tanta sonrisa amable que en el hombre delante suyo, no parecía ser fingida por amabilidad, viéndose totalmente auténtica.

- Oh, sobre eso...-susurró mientras miraba la delgada carpeta con su nombre en ella, donde seguramente tendría sus datos, expediente y notas o promedios durante su vida escolar. Una sonrisa más confiada y segura afloró en el menor, cruzando sus brazos antes de responder.- Bueno, creo que el club más apto para mí sería el de Música~. Siempre me han interesado ese tipo de artes, y tengo cierta experiencia con algunos instrumentos, por lo que, a pesar de que el Club de Deportes me agrada, y el de Periodismo se ve interesante... sin duda el mejor para mí sería el de Música, jeh~ –canturreó al decir aquello último, frunciendo el ceño mientras sonreía.- ¡Después de todo, conmigo en eso, la música estará organizada~! -

Mientras hablabas el hombre asintió un par de veces con su cabeza y tomando algunos apuntes en tu misma hoja - Bien, se tomará en cuenta lo que me dices a la hora de asignarte el club en el cual estimule más tus habilidades. - y apartando la carpeta entrelazó sus dedos sobre el escritorio emitiendo una corta risa tonta - Hera~ Hera~ ¿Cuentas con beca académica o abonarás cuota mensual? - fue directo con su pregunta y su mirada pareció más endurecida, penetrante y más brillante en la semi oscuridad que el contraste de luz y sombra le daba a su rostro.

- Hum, de acuerdo...-asintió simplemente, borrando su sonrisa al terminar de hablar y simplemente mirándolo con una expresión que no dejaba de ser curiosa, frunciendo el ceño por momentos y pareciendo que se reprimía por no formar un puchero por lo que la misma curiosidad le causaba; sabía que esa clase de entrevistas era normal, pero no estaba seguro de a dónde quería llegar con ella, dado que el examen de admisión ya había sido entregado.- Ah, no, mi familia se encargará de cualquier pago que deba hacerse...-respondió, y durante unos segundos miró hacia arriba, recordando algo que había leído en el reglamento y sonriendo ladino, nuevamente confiado peor esta vez más engreído que alegre como había estado al hablar de la música.

Un brillo algo pretencioso centelleó en sus ojos, encogiéndose de hombros.- Por supuesto que si necesitan algún pago extra por otro tipo de servicios, mis padres estarán de acuerdo en pagarlo~ –comentó, sin estar 100 % seguro del tipo de ‘servicios’ que podrían brindarle pero... era obvio que a quien más pagase, más le darían, ¿cierto? Aún si eran cosas sencillas como llevarse comida a los edificios estudiantiles, o el poder retener un libro de la biblioteca por más tiempo... cualquier cosa serviría para darle una estancia más cómoda y tranquila.

Cerró sus ojos y su sonrisa volvió a ser suave y algo tonta. - Excelente. Y una última pregunta. ¿Por qué crees que Hetalia Gakuen es el instituto indicado para ti? – apoyando los codos en el escritorio alzó sus dedos entrelazados y su mentón descansó ahí mientras escuchaba tus palabras.

- Bueno, la respuesta es bastante simple...-murmuró, llevándose una mano al mentón y quedando con la mirada un tanto hacia abajo, mirando al Director a los ojos con algo de seriedad pero hablando como si realmente fuese obvio.- Considerando la familia a la que pertenezco, Hetalia Gakuen es lo más indicado para mí por el simple hecho de tener excelencia en lo que al nivel de exigencia y enseñanzas se refiere –explico, cruzándose un tanto de brazos.

- Por eso, mientras mejor sea la educación que pueda recibir, siempre y cuando me ayude en hacerme cargo de la empresa familiar... entonces lo haré –asintió totalmente seguro, mirando al hombre fijamente y casi denotándose un aura ambiciosa y segura, quizás demasiado seria para alguien de su edad.

Con una amplia sonrisa se levantó y extendió su mano para estrecharla con la tuya. - Gracias por venir. Consideraremos tu solicitud y serás informado con una carta si quedas admitido en nuestro instituto. Que tengas un buen día. – y una vez que estrechó su mano presionó el botón de su comunicador e indicó que pasase el siguiente alumno.

- Sí, muchas gracias por su tiempo, Director.–[color=red]able y con el ceño algo fruncido por costumbre, levantándose de su asiento y acercándose unos pasos contra el escritorio para estrechar su mano con la del hombre, siendo considerable la diferencia de tamaños y hasta color entre las mismas.- Igualmente –respondió a su saludo de manera cordial, dándose media vuelta antes de salir por la puerta y acomodarse esta vez el saco del traje que tenía puesto, metiendo las manos en los bolsillos de su pantalón mientras veía como pasaba el siguiente.

Sin muchas más vueltas, simplemente caminó por el pasillo, saliendo de allí.

________________ Hetalia Gakuen ________________

Do you want to know me? Click on my sign~



~Look the spoiler~

Spoiler:
avatar
Arthur Kirkland
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 20/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.