Últimos temas
» Solicitudes
Vie Oct 16, 2015 5:40 am por Elizabeth Hedervary

» Hola a todos =)
Vie Abr 05, 2013 11:55 pm por Natalia Arlovskaya

» Ausencia.
Jue Oct 13, 2011 9:55 am por Tino Väinämöinen

» Personajes liberados.
Miér Sep 21, 2011 7:14 pm por javier_cheshire

» ;A; hello!
Dom Ago 28, 2011 9:54 pm por Loise Weillschmidt

» Ficha de Andreas Berthle
Sáb Ago 20, 2011 6:57 am por Andreas Berthle

» Guten Tag! ★~
Sáb Ago 06, 2011 3:30 am por Loise Weillschmidt

» Extrañenme.
Jue Jul 28, 2011 6:35 am por Yekaterina Braginskaya

» Hetalia World Hospital
Vie Jul 15, 2011 10:21 pm por Invitado

Estación
Estación

El frío comienza a hacerse presente en los corredores y las ventanas ya permanecen cerradas. En los salones hay calefacción pero no así en las canchas. El paisaje antes matizado en colores naranjos, rojos y amarillos ahora es blanco por la nieve que lo cubre. Se recomienda a los alumnos permanecer en sus habitaciones fuera del horario de clases y abrigarse bien cuandovallan a estas.

Los osoms (Es decir, El Staff)
ArthurGilbertLovinoFelicianos
Afiliados Elite
Nuestros botones
Gakuen Hetalia Gakuen Hetalia

Afiliados
alt=
Licencia
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Las imágenes y diseños de este foro pertenecen a Gilbert Weillschmidt @ Hetalia Gakuen. Los contenidos expresados dentro del foro pertenecen a sus respectivos Administradores. Cualquier intento de Robo o Plagio sera denunciado sin previo aviso. Abstente de Copiar.


Perdido (Libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perdido (Libre)

Mensaje por Raivis Galante el Miér Mayo 18, 2011 4:02 pm

El primer problema al que se enfrentó, fue que todos los salones se veían iguales. Se perdió buscando su clase y no logró encontrar el mapa por ningún lado, Matthew debía de haberlo tomado para ir a alguna parte y él se olvidó de conseguir otro. Además de eso podían añadirle que seguía ligeramente asustado y paranoico y no se había atrevido a preguntar en el camino. Con la cabeza baja, ligeramente encorvado y a pasos temblorosos había recorrido media escuela en pos de unos salones que empezó a dudar que existieran. Pero finalmente encontró una sala que parecía salón de clases y aliviado, se dirigió hacia allá pero entonces se paró en seco frente a la puerta, una sóla duda dando vueltas por su cabeza.

¿Era éste el salón de primero, o no?

No lo sabía, y bajó su mano tragando saliva. Si tocaba, y no era su salón, pasaría el mayor bochorno de su hasta ahora corta vida en la academia. Eso sin contar la famita que eso le crearía, y ya sabía que la "fama" en una escuela, y sobre todo una prestigiosa y cara, era como la garantía de un estudiante. Garantía que dudaba poder conservar mucho tiempo, pero al menos quería mantenerla con él un poco más.

Buscó un letrero que le indicara qué salón era ese, pero sólo encontró el numero del aula y eso no le ayudó apenas. No podía recordar cómo estaban organizados los números de las aulas, sabía que en el croquis había visto que el numero tal de cual para aulas de primer año... pero ¿qué numero era ese? Miró el número del aula ante él como si se tratara de un enigmático rompecabezas que resolver. No se mordió el labio porque todavía le dolía después del pequeño accidente que le había hecho ir a enfermería.

Miró la puerta una vez más y se dio cuenta que no estaba del todo cerrada. Eso quería decir que había gente adentro, aunque a juzgar por el silencio debía de ser alguien callado o que se encontraba solo y algo aburrido (porque una clase silenciosa no existía aquí ni al otro lado del planeta) o eso esperaba, por lo menos. Eso mejoraba un poco su situación, al menos no tendría que enfrentarse a varios a la vez, incluso podría encontrarse ahí el único profesor. Y una vez más, podía ser que fuera su salón después de todo. (Aunque su lado pesimista insistía que debía de tener muchas ganas de morir siendo presa fácil para entrar así como así a un lugar donde había quién sabe que clase de persona o personas haciendo quién sabe qué cosas.)

Empujó la puerta con timidez y temblando ligeramente se asomó. Casi se le cayó el alma al suelo al notar que... a juzgar por la persona que ahí estaba, esta no podía ser el aula de primero. Pudo haber huido, pero no, todavía tuvo que preguntar lo obvio. -D-Disculpa... ¿e-este es el salón de primero?
avatar
Raivis Galante
Club de Música
Club de Música

Mensajes : 36
Fecha de inscripción : 27/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.